Desayuno con diamantes

Valora este artículo
(0 votos)

Aida y Salvador lo tuvieron muy claro a la hora de elegir esta magistral película de 1961 para la decoración de su habitación.
Habitación llena de pinceladas del film, desde la bañera-sofá en la que Holly se sienta cada tarde .. hasta la máquina de escribir en la que Paul escribe el día desde que la conoce y muchas sorpresas más.

Una comedia romántica ganadora de 2 Oscar en la que Blake Edwards nos llega a todos al corazón con esta obra de la novela de Truman Capote en la que una Audrey Hepbum nos hace sentirnos tremendamente hinoptizados y enamorados de un personaje muy alejado a lo que puede ser una vida idílica.
Holly Golightly es una bella joven de la alta sociedad neoyorquina que bajo su vida alegre esconde una gran tristeza. Holly tiene un comportamiento algo alocado y alguna manía, como por ejemplo desayunar contemplando el escaparate de la lujosa joyería Tiffanys cuando necesita recuperar su autoestima. Un día se muda a su mismo edificio Paul Varjak, un escritor en ciernes que mientras espera alcanzar un éxito que nunca llega vive de la relación con una mujer madura que le mantiene. Holly y Paul enseguida entablarán una bonita amistad.

Más en esta categoría: « Gritos y susurros Todo sobre mi madre »

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Spanish Basque Catalan English French Galician German Irish Italian Portuguese Russian

Síguenos

 

Tabla de Mareas

Como Llegar